Pablo y Pili son los protagonistas de nuestra historia de hoy. Una boda en la que la música tuvo mucho protagonismo.
Una pareja divertida y original con la que compartimos muchos momentos de risas, fiesta, sentimientos y, sobre todo mucho sol! Y es que una boda en un castillo nunca puede salir mal 🙂

Muchas gracias por confiar en nosotros en un día tan especial, os deseamos toda la felicidad del mundo!