Después de realizar la preboda con ellos, teníamos claro que en esta boda no iban a faltar sonrisas, ambos son incapaces de aguantar la risa, sobre todo cuando están juntos y esta felicidad se refleja en todas las fotos.
Fue un día lleno de colores, flores, risas y entre tantas emociones, también cayó alguna lagrima.
Os dejo con esta entrañable pareja, y esta preciosa boda, que la disfrutéis tanto como lo hicimos nosotros.

Gracias Marcos y Fani, por dejarnos formar parte de vuestra historia.