A pesar de que el tiempo parecía no acompañar, Pablo y Lorena se dieron el sí quiero acompañados de sus amigos y familiares.

La cocina gourmet y unas fantásticas vistas marinas fue la protagonista de esta fecha. Aquí tenéis parte de su día.