Andrea y Kike trajeron desde Suiza su buen humor. En una boda preciosa, con temática de viajes, nos emocionaron y divirtieron a todos.

Aprovechamos para mandarles desde aquí el más cariñoso de los saludos, ya que por desgracia, este año les va a tocar estar lejos de la familia. Esperamos que este pequeño adelanto consiga alegrarles un poco estas fechas.