Aunque el día empezó un poco gris, al final la lluvia nos dio una tregua para celebrar el día de Alex y Paula.

Una pareja de esas que nos gustan: divertidos y sin complejos a la hora de demostrarse cuan importantes son para el otro. Su ceremonia nos emocionó a todos, incluido al que escribe. Y después en la fiesta nos divertimos como el que más.

Si es que así da gusto. Aquí os dejamos un resumen de su día.